Huir de las gangas

Huir de las gangas y pedir factura

La reforma de una vivienda puede ser una de las peores experiencias. Antes de empezar, hay que saber “qué queremos hacer, cómo y cuánto nos va a costar”, dice Víctor Rubio, de Xaloc Arquitectos. Aconseja pedir, al menos, cuatro presupuestos comparables, descartar los muy altos y muy bajos, y decidir entre el resto. Las referencias de amigos y conocidos son fundamentales.

“Tenemos que tener un presupuesto desglosado, que nos permita controlar al céntimo los costes, contar con profesionales, evitar gangas, pedir al menos un seguro de responsabilidad civil…Y huir de ofertas tipo la reforma de tu casa por 5.000 euros”.

Los trámites y licencias los suele gestionar la empresa de reformas. Hay que firmar un contrato, pedir factura con IVA para poder reclamar si hay problemas y “guardar los muebles e irte de alquiler mientras dure la obra”, aconsejan en Tenders. Algo muy importante que casi nunca se tiene en cuenta es el servicio posventa de las reformas, recuerda Iván Gómez, director general de SabiMad. Tratar de visitar la obra a diario para controlar todos los detalles es básico.

El último consejo de los expertos: paciencia con los vecinos, porque durante unos meses nos dejarán de hablar.

 Pedir factura

La reforma de una vivienda puede ser una de las peores experiencias. Antes de empezar, hay que saber “qué queremos hacer, cómo y cuánto nos va a costar”, dice Víctor Rubio, de Xaloc Arquitectos. Aconseja pedir, al menos, cuatro presupuestos comparables, descartar los muy altos y muy bajos, y decidir entre el resto. Las referencias de amigos y conocidos son fundamentales.

“Tenemos que tener un presupuesto desglosado, que nos permita controlar al céntimo los costes, contar con profesionales, evitar gangas, pedir al menos un seguro de responsabilidad civil…Y huir de ofertas tipo la reforma de tu casa por 5.000 euros”.

Los trámites y licencias los suele gestionar la empresa de reformas. Hay que firmar un contrato, pedir factura con IVA para poder reclamar si hay problemas y “guardar los muebles e irte de alquiler mientras dure la obra”, aconsejan en Tenders. Algo muy importante que casi nunca se tiene en cuenta es el servicio posventa de las reformas, recuerda Iván Gómez, director general de SabiMad. Tratar de visitar la obra a diario para controlar todos los detalles es básico.

El último consejo de los expertos: paciencia con los vecinos, porque durante unos meses nos dejarán de hablar.

Fuente: El País – Reformas 

Bookmark : permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.