El Cercanías hasta Navalcanero

La Comunidad insiste en llevar el Cercanías hasta Navalcarnerotrain tracks ( vias del tren)3

  • OHL, la empresa adjudicataria del proyecto, pidió el verano pasado la resolución del contrato y la Administración regional insiste en que lo cumpla.

El 18 de febrero de 2008 Esperanza Aguirre colocaba la primera traviesa de una infraestructura de la que no era competente, el Cercanías a Navalcarnero, pero para la que sí tenía dinero. Más de siete años después y tras 140 millones invertidos, Cristina Cifuentes

se resiste a enterrar el proyecto. De hecho, la Comunidad de Madrid elaborando un expediente de garantías legales para exigir a la empresa adjudicataria, OHL, que finalice las obras, según precisó un portavoz de la Comunidad.

«Los trabajos comenzaron en mayo de 2008 y OHL las paralizó unilateralmente a principios de 2010. Los paró porque el proyecto no tenía la viabilidad económica plan

train tracks (vias de tren)2

ificada en un principio. Estaba previsto que se hiciesen unos desarrollos urbanísticos que financiasen la inversión y, finalmente, no se llevaron a cabo por la crisis. Según sus cálculos, la línea podría llegar a tener 13,8 millones de viajes año. Además, la empresa alegó que no contaba con la financiación suficiente», precisa la fuente informante de la Consejería de Infraestructuras.

El pliego, según aclara, establecía que la Administración regional se haría cargo de hasta 75% del coste total pero «la Comunidad no ha puesto aún ni un euro», precisa.

El pasado año la Asamblea de Madrid instó a la empresa a que retomase la obra. Asimismo, la Comunidad remitió a la adjudicataria diferentes requerimientos a través de Mintra (empresa pública encargada de las infraestructuras) y la Dirección General de Infraestructuras. El objetivo era reclamar los términos del contrato del concurso. Básicamente, que la propia empresa tendría que contar con los fondos suficientes.

Oficiosamente, en la Comunidad de Madrid se da por enterrado el proyecto y ven un horizonte judicial.Es decir, que el asunto acabará resolviéndose en los tribunales. Y es que, los desarrollos urbanísticos que darían vida al proyecto no se pondrán en marcha en un futuro cercano.

Desde OHL se asegura que «han mantenido diferentes reuniones con la Comunidad, y pidió la resolución del contrato el verano pasado, pero sigue dispuesta a sentarse con la Comunidad para llegar a un acuerdo».

Fue a finales de 2008, el año que se puso la primera traviesa, cuando la crisis avisó que había llegado para quedarse. El objetivo era que el Cercanías comunicase Móstoles y Navalcanero dos años después. Se trataba de un trazado de 14,6 kilómetros. En total, se planificaron siete estaciones -cuatrain tracks(vias de trenes)tro de ellas soterradas- y estaba previsto que se recorriese en tan sólo quince minutos. La nueva línea enlazaría con la red de Metro y de Cercanías en la estación de Móstoles Central (Metro Sur y C5 de Cercanías) y también estaba previsto que conectase con la futura línea de Metrobús prevista entre Arroyomolinos y Xanadú.

Esperanza Aguirre anunciaba que el Gobierno regional emplearía una tuneladora de un diámetro algo mayor al del Metro convencional, para horadar dos túneles de un total de 3,8 kilómetros. Además, se estaba previsto hacer un viaducto sobre el río Guadarrama de 320 metros de longitud.

Fuente: El Mundo

Bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>